default_mobilelogo

Astorino Propone Presupuesto De $1.8 Mil Millones Para El 2017El Ejecutivo del Condado de Westchester Robert P. Astorino propuso un presupuesto de $1.8 mil millones para el 2017 que preserva los servicios esenciales, mantiene la red de seguridad para los residentes más necesitados del condado y por séptimo año consecutivo no aumenta la taza de impuestos del condado.

“Éste es un presupuesto que dice ‘sí’ a las diversas necesidades de Westchester, exigiendo ninguna reducción de servicios, no recortes a las agencias sin fines de lucro, no aumentos a la matrícula de Westchester Community College por cuarto año consecutivo, sin saqueo de nuestras reservas y sin aumentos de impuestos”, dijo Astorino. “Esto demuestra que podemos alcanzar nuestro doble compromiso de proveer servicios esenciales, mientras mantenemos a Westchester asequible para nuestras personas mayores, familias y negocios”.

El presupuesto propuesto para el 2017 mantiene fijos los gastos y es aún menos que cuando Astorino tomó el poder en el 2010. Los gastos para el 2017 están propuestos en $1,810,739,132, comparado con el $1,803,048,909 del 2016, un incremento de 0.4 por ciento. El presupuesto del 2010 fue de $1,818,985,383; $8 millones más de lo que está propuesto para el próximo año.

Una vez más, Astorino ha creado un presupuesto que opera dentro de lo que él llama “los postes de la portería” de no incrementos en la tasa de impuestos y sin saqueo del balance de fondos sin restricciones para pagar los gastos del diario. Como resultado, la tasa de impuestos se mantiene fija en $548 millones y el balance del fondo sin restricciones, llamado comúnmente el fondo “para un día de lluvia”, se mantiene justo debajo de los $140 millones.

Protegiendo a los Contribuyentes
Esto marca el séptimo presupuesto donde Astorino ha bajado o no ha incrementado los impuestos. Un incremento de impuestos, dijo él, sería un paso atrás en sus esfuerzos de hacer de Westchester, que es el condado con los impuestos más altos en los Estados Unidos, más asequible. El enfatizó que si el condado hubiese aumentado la tasa de impuestos por solo 2 por ciento, el nivel permitido bajo el límite de impuestos estatal, los costos cumulativos para los contribuyentes de Westchester hubieran sido de $413 millones – o $1,325 para los propietarios medios desde que él tomó el cargo.

“El no incrementar los impuestos no es un lema abstracto”, dijo Astorino. “Es dinero real en los bolsillos de gente real - familias jóvenes, personas mayores con ingresos fijos y empresarios tratando de reunir suficiente dinero para iniciar o mantener un negocio. Al decir ‘no’ al aumento de impuestos, le decimos ‘no’ al modelo político descompuesto de pedir a los contribuyentes más dinero cada vez que los ingresos públicos quedan cortos. Eso nos metió en este problema que yo prometí arreglar, y yo me aferro a esa promesa”.

La tasa de impuestos de Westchester aumentó un 60 por ciento en los ocho años anteriores a que Astorino se convirtiera en el Ejecutivo del Condado en el 2010.

Resolviendo las Carencias de Presupuesto
Retos importantes para balancear el presupuesto incluyen ingresos fijos en los impuestos sobre las ventas y aumentos de los costos del cuidado de salud.

Para el 2016, el condado previó un incremento de 5 por ciento en los impuestos sobre las ventas, pero se espera que los números queden iguales al 2015, o sea, $20 millones debajo de la proyección. Los bajos precios de la gasolina y la energía son los principales contribuyentes al declive. Adicionalmente, los costos del cuidado de salud excedieron al presupuesto por $10 millones causando una proyectada diferencia total en el presupuesto de $30 millones.

El condado fue capaz de cerrar el déficit presupuestario del 2016 con dos fuentes de ingresos. La primera es $15 millones de la venta de sus propiedades en Austin Avenue en Yonkers, que se cerró este año.

La otra mitad viene de un refinanciamiento favorable de sus bonos de tabaco. Estos bonos tienen tasas muy atractivas para los inversionistas, que a su vez pueden proveer ingresos adicionales para el condado. Al aplicar estas dos fuentes de ingresos al presupuesto del 2016, el condado espera cerrar los libros de este año sin tocar las reservas.

Una Nueva Fuente de Ingresos a Largo Plazo
El plan visionario de Astorino para el futuro del Aeropuerto del Condado de Westchester, anunciado la semana pasada, aurrará a los contribuyentes más de $140 millones, incluyendo una fuente de ingresos a largo plazo de $111 millones, como parte de una asociación pública-privada de 40 años con Oaktree Capital Management, L.P. La fuente de ingresos está acordada como una serie de pagos anuales que se extenderán durante las cuatro décadas del arrendamiento.

El pago del primer año añadirá $15 millones en nuevos ingresos para el 2017, más que cubriendo las estancadas proyecciones de los impuestos sobre las ventas. Para el 2017, el condado proyecta un incremento de 3 por ciento en los impuestos sobre las ventas, o bien, $8 millones menos que el presupuesto del 2016.

No Despidos, No Reducciones a los Servicios, No Recortes a las Agencias Sin Fines de Lucro
A pesar de los retos financieros, el presupuesto mantiene el compromiso de Astorino de preservar los servicios esenciales. El presupuesto plantea por no despidos y el financiamiento para las agencias sin fines de lucro, y las bibliotecas se mantendrán firmes a los niveles actuales.

Los gastos para el Departamento de Servicios Sociales (DSS por sus siglas en inglés), el cual administra los programas de la red de seguridad del condado, están presupuestados a incrementarse por $7 millones, alcanzando el nivel de $600 millones por primera vez. Esto significa que no habrá recortes del financiamiento del cuidado infantil, ni la necesidad de incrementar las contribuciones de los padres del nivel actual de 27 por ciento, que es menor que el de la Ciudad de Nueva York y de muchos otros condados en el estado. El programa en Westchester también está abierto a más solicitantes que en muchos otros condados. El financiamiento estará al nivel del presupuesto del 2016 con capacidad para 2,407 lugares en el programa de ingresos bajos y 149 lugares para el programa Title XX, que es para familias cuyos ingresos exceden los límites estatales y federales.

También se está protegido el transporte. Todas las rutas actuales del Sistema de Autobuses Bee-Line se mantendrán intactas como resultado de los más de $18.6 millones en subsidios provenientes del presupuesto del condado. Un cambio para los usuarios es que la tarifa del estacionamiento mensual en el County Center se aumentará a $5 al nivel de otros estacionamientos en White Plains.

Las tarifas para los parques del condado, incluyendo el golf, se mantendrán al nivel del año 2016.

Se anunció en agosto que la matrícula para cerca de 13,000 estudiantes del Westchester Community College no se incrementará por el cuarto año consecutivo gracias en parte a los $29.8 millones en contribución de patrocinio del condado, el cual es un incremento de $500,000 más que el año escolar anterior.

La Remuneración Promedio de un Trabajador del Condado es Más de $134,000
El gasto más grande en el presupuesto es el salario de los empleados, que llega a $625 millones, más o menos un 35 por ciento de los gastos del condado. El salario promedio de un trabajador del condado es de $80,300, comparado a $68,400 de los trabajadores del sector privado. La compensación total para los trabajadores del condado sube hasta $134,100, cuando se incluyen el seguro de salud, las pensiones y otros beneficios.

Desde que tomó posesión del puesto, Astorino ha trabajado para controlar los costos de los beneficios extraoficiales, los cuales son hasta 67 por ciento del salario, al negociar contratos que requieren que los empleados paguen una porción de su seguro de salud. Siete de los ocho sindicatos del condado actualmente contribuyen a su seguro de salud, ahorrando a los contribuyentes unos $5 millones al año. El sindicato más grande del condado, la Asociación de Empleados del Servicio Civil (CSEA), es el que se mantiene fuera y la semana pasada rechazó una propuesta que fue firmada por el presidente del sindicato y su negociador principal. En el 2014, la CSEA rechazó las recomendaciones del mediador neutral, las cuales Astorino aceptó, y éstas hubieran incluido contribuciones al seguro de salud.

Calificación Crediticia Triple A Confirmada
El mes pasado, Astorino usó la ocasión de su anuncio del presupuesto para mencionar que tanto Standard & Poor’s y Fitch reafirmaron la calificación crediticia de Westchester en Triple A, el nivel más alto.

Las agencias calificadoras también le diagnosticaron a Westchester un “futuro estable” al igual que Moody’s, que le dio a Westchester su segunda calificación mayor, AA1. Ningún condado en Nueva York tiene tan alta calificación crediticia de las tres agencias que Westchester, lo que significa que el condado obtiene las tasas de interés más favorables en sus préstamos.

“Estas calificaciones son un voto de confianza en cómo las finanzas del condado están siendo manejadas”, dijo Astorino.

Aunque las tres agencias calificadoras notaron los retos afrontados por el condado, tales como los estancados ingresos de los impuestos sobre las ventas y los altos gastos en pensiones y cuidado de salud, cada agencia elogió el cuidadoso manejo del condado de sus finanzas y expresaron confianza en que la administración sería capaz de protegerse de los recortes en los ingresos.

“Creemos que históricamente Westchester ha mantenido su fuerte flexibilidad operacional, y esperamos que la gestión continuará esforzándose por mantener sus reservas en los siguientes dos años”, dijo S&P.

“Nuestra opinión sobre las finanzas del condado también están basadas en el reconocimiento de la gestión de sus presiones presupuestarias – incluyendo el incremento de los costos fijos, las actuales negociaciones de contratos y las debilidades en los ingresos por impuestos sobre ventas – y los recientes esfuerzos por mitigar estas preocupaciones”.

Mandatos Sin Fondos desde Washington y Albany le Cuestan a Westchester $915 Millones
Los mandatos sin fondos de los gobiernos estatales y federales siguen siendo el mayor obstáculo financiero del condado. Los requisitos de Washington y Albany consumirán 75 centavos de cada dólar en el presupuesto del 2017. Los mandatos cubren una variedad de programas de salud y servicios sociales, el mayor es la contribución del condado al Sistema de Medicaid de $210 millones. Nueva York es el único estado que obliga costos tan grandes de Medicaid de los condados.

La queja del condado no es los programas, sino en el hecho de que el condado virtualmente no tiene voz ni voto en cómo son manejados los programas y por cuanto se le factura al condado. Los mandatos de Washington y Albany consumirán $1.35 mil millones del presupuesto del 2017. Los reembolsos estatales y federales llegarán a los $435 millones, dejando a los contribuyentes del condado una factura por $915 millones y solo $460 millones en el presupuesto para costos discrecionales de sus propios gastos, como la policía, los parques, caminos, bibliotecas, las artes y las agencias sin fines de lucro.

“Hasta ahora, el trato con Albany y Washington ha sido de dos dólares nuestros, por un dólar de ellos, y un contrato que nunca se puede cambiar o cancelar”, dijo Astorino. “Mi esperanza sincera es que con la nueva administración en la Casa Blanca el próximo año, se puedan iniciar algunas conversaciones constructivas alrededor de cómo todos los niveles de gobierno pueden trabajar juntos para construir, entregar y pagar por programas que sean más eficientes y asequibles”.